Noticias

Poesía. Segundo accésit (II) en el XXXI González-Waris

Poema de Jonatán Cabaleiro

Pobre Dios

Pobres niños que al nacer solo tuvieron cunas de paja y pijamas de pañales,

y pobres niños pobres que no supieron cómo usar sonajeros orientales.

 

Pobres reyes que no tenían doncellas, ni palacios, ni carruajes, ni animales;

salvo un padre ingenioso regalando, con tres ramas de sol, una estrella.

 

Pobre madre, que encinta, no entendía mensajes de luz ni a querubines

con recados de constantes sumisiones para ver crecer con lluvias de milagros

un lirio de valle al que solo podía dar amor de hoguera de ilusiones.

 

Pobres padres que a sus hijos permitieron en guerras con promesas de victoria,

pobres hombres que en batallas de gloria con poco más de treinta años murieron.

 

Pobres madres que, en los senos de sus nidos, los secretos de la muerte descubrieron

y, con cruces en sus pechos, prefirieron ni haber sufrido tanto ni haber parido.

 

Pobre hijo moribundo, indefenso, con la causa de un rey; para defensa,

como arma de inocencia, en su silencio, llevaba solo armaduras de amor y de palabra

y no quiso repeler contra su cuerpo: hierro de espinos, clavos o lanzas.

 

Pobre Dios que se quedó solo llorando en hemorragias, de espaldas a un ángel amigo,

pobres penas de pena llenas, llenando pobres cielos negros con un sol de higo.

 

Y sobre una tierra que movía piedras, el pobre Dios, con nostalgia de su Padre,

se quedó marchito en fuentes de huesos, pensando cómo burlar tumba y Hades.

 

Y este Hijo de Dios, ya sin nada y sin Cielo, se encontró luchando en los campos de la muerte

con los brazos presos y el pecho al aire; y pese a dar salud a tanta gente, siente

solo en su cuerpo heridas incurables, solo en su alma dolores sin consuelo.

  Jonatán Cabaleiro

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar